Bolsafinanzas.com

Científico más longevo fallece a los 104 tras suicidio asistido en Suiza


"Me siento feliz de tener la posibilidad mañana de terminar con esto, y aprecio la ayuda de la profesión médica de aquí que lo hace posible", confesó a los medios de comunicación en esta ocasión.

David Goodall, de quien se habló hace dos años cuando su universidad intentó apartarlo de su cargo, no padece ninguna enfermedad terminal, pero cree que su calidad de vida está deteriorada y que es hora de irse.

Australia prohíbe la práctica, aunque el estado de Victoria fue el primero en aprobar un proyecto que la permitirá desde 2019 para los pacientes terminales. No es algo particularmente triste. "No es triste. Lo triste es que me lo impidan", declaró.

Goodall, un reconocido botanista de 104 años que ha publicado extensamente en revistas científicas, se convirtió en un activista de la eutanasia, un acto que está prohibido en su país, con excepción de un estado, que lo ha legalizado recientemente pero de forma muy restringida y solo a partir del próximo año.

Nicaragüenses claman por diálogo y paz
El presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, en medio de cánticos por la paz y el diálogo, coreó junto con los miles de participantes diversas proclamas en defensa del Ejecutivo sandinista.

"Las personas mayores deberían tener el derecho de decidir esto por sí mismas", declaró en una conferencia de prensa en la víspera de su planeado suicidio, para el que contará con la asistencia de personal de la organización Exit.

"Una muerte pacífica y con dignidad es un derecho para quien así lo deseé".

La semana pasada, Goodall subió a un avión en Perth, en la costa oeste de Australia, rodeado de amigos y familiares que se despidieron de él por última vez.

En 2016, Goodall acaparó la atención de los medios australianos cuando la universidad en la que trabajó como investigador asociado honorífico le ordenó que dejara su oficina por considerarlo un riesgo para su propia seguridad. Dio marcha atrás a su decisión ante la indignación que provocó entre la comunidad internacional.

Cardenal Errázuriz entregó informe del caso Karadima al Papa Francisco
Este documento, que el cardenal Errázuriz entregó personalmente en el Vaticano, consta de 14 páginas. Invitó también a los eméritos que quisieran y pudieran participar.

En una entrevista previa, Goodall dijo que apreciaba el interés del público y esperaba que su caso suscitara un debate sobre el suicidio asistido.

Cuando se le preguntó si eligió alguna música para escuchar en sus últimos momentos, dijo que no ha pensado en eso.

"Pero si debo escoger algo, pienso que podría ser el movimiento final de la Novena sinfonía de Beethoven".

Preguntado si tiene alguna duda, el anciano dijo: "No. Absolutamente ninguna". "Hubiera preferido que esto [terminara] en Australia y lamento mucho que Australia esté por detrás de Suiza en lo que respecta a leyes sobre el derecho a morir", afirmó. La mayoría de las fundaciones suizas piden al paciente que tome pentobarbital sódico, un potente sedante que en altas dosis detiene los latidos del corazón. Este se realizó mediante la inyección de Nembutal, un barbitúrico.

Fuerte granizada derrumba plafón en Plaza Las Américas
También se reportan encharcamientos considerables en el Libramiento, a la altura de Cotsco y puntos aledaños a este lugar. El incidente fue revisado por Protección Civil municipal y por la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Artículos relacionados

Comentarios