Noticias de última hora

Desaparición de normalistas: planeada desde Chicago


La historia de lo que ocurrió aquella noche en Iguala quedo documentada en conversaciones telefónicas y mensajes de Blackberry, que fueron interceptadas por agencias estadounidenses bajo autorización judicial 11 teléfonos celulares entre fines de 2013 y octubre de 2014, como parte de un expediente judicial con el que se procesa a Roberto Sánchez, Eliseo Betancourt e Isaías Mandujano y en Oklahoma a Pablo Vega Cuevas y Alexander Figueroa, operadores de "Guerreros Unidos" en Chicago.

De acuerdo con información revelada por el periódico Reforma, serían hasta 60 las personas las desaparecidas el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, cuando grupos armados desaparecieron entre ellos a 43 estudiantes de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

Además, por lo menos hubo seis muertos al momento, y policías de ese municipio, Cocula y Huitzuco participaron en auxilio de sicarios de Guerreros Unidos (GU).

Encarcelados en Illinois por tráfico de droga y que no han sido interrogados por los hechos de la noche del 26 de septiembre.

Los integrantes de la organización criminal, Guerreros Unidos, creían que un grupo de Los Rojos, enviados por Santiago Mazari, alias "El Carrete", pretendía tomar la plaza de Iguala y supusieron que la movilización estudiantil era parte de la operación rival.

Читайте также: Bencinas registrarán una baja a partir de este jueves

Las conversaciones están en poder de la PGR y una parte de ellas fue compartida en distintas reuniones con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos hace cuatro años.

Líderes del cártel Guerreros Unidos, habrían dado órdenes desde Chicago en Estados Unidos para desaparecer no sólo a los 43 normalistas de Ayotzinapa, sino también a otras 17 personas en complicidad con autoridades del Gobierno de Guerrero.

La gente de los Guerreros Unidos envió algunos mensajes a sus líderes en Chicago, en ellos manifiestan que "los contras", miembros de la banda criminal "Los Rojos" llegaron a Iguala y piensan que quieren robarles la mercancía.

Una de las últimas conversaciones a las que Reforma tuvo acceso indica que Pablo Vega le dice a "Spider Woman" que mientras no aparezcan las víctimas seguirán las detenciones.

Vega cuestiona la equivocación y luego de conocer que entre los detenidos-desaparecidos estaban estudiantes, le reclama: "Es una pendejada, eso nos va a costar el negocio", reportó Reforma. Su interlocutor, "Spider", responde: "qué fácil es decir donde estén".

При любом использовании материалов сайта и дочерних проектов, гиперссылка на обязательна.
«» 2007 - 2018 Copyright.
Автоматизированное извлечение информации сайта запрещено.

Код для вставки в блог

Artículos relacionados

Comentarios