Bolsafinanzas.com

Tronarse los nudillos de las manos causan la muerte


Antoine Boylston, de 31 años, tenía la costumbre de tronarse los nudillos, lo que en Ecuador se conoce como "sacarse los 'cuyes'".

En un principio pensó que se había roto el dedo meñique de la mano derecha por el dolor que sentía.

Dolarización: el tipo de cambio pegó un salto y cerró a $ 19,94
Así, desde que Mauricio Macri llegó a la Presidencia, el peso se devaluó un 102,3% frente a la moneda norteamericana. El índice dólar subía un 0,2% a 89,871.

Cuando llegó su mano derecha había empezado a oscurecerse e hincharse, motivo por el cual los médicos lo sometieron a una biopsia de piel y a las pocas horas le informaron que tenía fascitis necrosante, una infección bacteriana rara, pero grave, la cual afecta el tejido debajo de la piel, así cómo los músculos y órganos circuntantes.

Un hombre casi muere después de hacer crujir sus nudillos, lo que le llevó a desarrollar, fascitis necrosante que le devoraba la carne de la mano.

Encuentran cadáver de José Jairo García Oliver; buscaba diputación en Puebla
Como se recordará el macabro hallazgo se realizó en una barranca ubicada en la localidad de San Francisco Tláloc . Iba vestido con una chamarra negra y pantalón de mezclilla .

"Todo ese tiempo pensé que tenía un dedo roto que me estaba haciendo sentir mal del estómago".

De acuerdo con los médicos, Boylston desencadenó la infección debido a su costumbre de "tronarse" los dedos, ya que tenía una costra en la mano. Para poder salvar su extremidad le practicaron una cirugía desde el codo hasta el dedo y así cortar la infección. "No fue hasta que desperté de la cirugía y me dijeron que tenía 'fascitis necrosante' cuando me di cuenta de la gravedad de la situación", explicó el residente de Kentucky, Estados Unidos.

Precandidato del PVEM aparece con tequila y fajo de billetes en video
Segundos después, Selmen González pronuncia "Salud, jodidos", mientras que la persona que lo graba se ríe ante la actitud del candidato ecologista.

Antoine pensaba que "un insecto se come la carne era algo que la gente veía en las películas y no por crujir demasiado sus nudillos". Si Boylston no hubiera sido atendido en ese momento, habría perdido el brazo o incluso la vida, según SDP noticias.

Artículos relacionados

Comentarios